martes, 2 de septiembre de 2014

Tengo un evento: ¿Qué me pongo?

2 comentarios
 
Hay épocas del año que llegan llenas de acontecimientos especiales y celebraciones de cumpleaños, graduaciones y bodas y uno se predispone a disfrutar al máximo de festejar de esos eventos únicos. Pero tal vez lo primero que se nos pasa por la cabeza cuando recibimos una invitación de este tipo es "¿Qué me pongo?", o al menos, es lo que me sucede a mi siempre, incluso me pasó para mi propia graduación.

En pocas semanas, una amiga y colega se casa y desde el momento que me enteré de la ocasión especial decidí dejar la decisión hasta una fecha mas cercana para no cambiar de idea varias veces (algo que también me suele suceder). Para tomar la decisión mas acertada y no dar vueltas, tengo una serie de autopreguntas que me hago para llegar a un resultado rápidamente.

Primero, me pregunto la época del año y en que horario se dará a lugar el festejo. Esta boda será a fines de Septiembre en un espacio verde al atardecer y noche, por lo tanto por momentos estará cálido y probablemente más tarde refresque, por lo que la opción mangas largas se descarta y elijo mangas cortas o musculosa con una chaqueta encima, para poder ir sumando o quitando capas en cuanto la jornada lo pida.

¿Pantalón, falda o vestido? No soy una gran fanática de los pantalones, asi que descarto ese camino. En cualquiera de las dos opciones restantes, ¿que largo de falda es el adecuado? Hasta la punta de los pies no es apropiado para un evento que comienza de día y tiene una inspiración campestre, sino que diría que la mejor alternativa es una falda midi, ya sea acampanada como tubo, o en su defecto, algo corto que no sea muy expuesto en la parte superior del cuerpo.

El resto de los detalles dependerán de lo que ya tenga y decida usar para la ocasión. Por ejemplo, se que voy a usar un par de zapatos de taco grueso por el tipo de piso que habrá, por lo que armaré el conjunto alrededor de la paleta de colores que abarcan.

Como verán, las opciones se redujeron muchísimo y el resto del camino se encaminará de acuerdo a lo que consiga en las tiendas de mi ciudad, o en su defecto, termine confeccionándome. También es una buena idea pedir prestado a alguien que sepamos que tenga algo ideal para la oportunidad, pero yo soy de las partidarias de que la ropa no se presta y, por ende, tampoco pido prestado.

A continuación, algunas ideas para inspirarse y reducir mucho más la brecha de alternativas. Ustedes, ¿que hacen para este tipo de acontecimientos?











2 comentarios :

Naitria PPM dijo...

Es un buen método, nunca lo practiqué por eso siempre entro en pánico y quiero llorar ante eventos así jaja o quiero comprarme algo, pero habitualmente no tengo plata así que tengo que improvisar. He ido a un par de casamientos provocando errores aberrantes, como por ejemplo haber ido vestida de blanco, si bien tenía detalles en negro, eran solo detalles.
Éxitos en la elección :)

¡Mucha paz!

ladelnnombreraro.blogspot.com.ar

Zara Cabañes Barcelo dijo...

Me encantan estos looks de inspiración!!

Publicar un comentario

 
Design by Main-Blogger and Blogging Stuff - Modified by Delfina Savoretti
Coolsario Blog | Copyright © 2012.